Nuestras higueras

Por Tocina y Los RosalesPublicacionesSin comentarios

Después de la flor, viene el fruto, luego el capricho y por último la siesta. Si las higueras hablasen… cuantos sueños contarían de muchos de nosotros que sin darnos cuenta hemos caído en los brazos de Morfeo debajo de una higuera. Sueños que aparecen como por arte de magia en cuanto llenamos la panza y

Leer más...